ACERCA DE MI

CONOCE A STEPH

Soy Steph y he estado en tus zapatos. Siempre supe que quería ser mama. Investigué y leí todo sobre el embarazo y el parto. E incluso leí algunos libros sobre el sueño durante mi embarazo en un esfuerzo de evitar ser la familia cansada de la que todo el mundo bromeaba.

Me molestaba cuando amigos, familiares o incluso extraños comentaban “duerme ahora porque no volverás a dormir nunca más.”

Bueno, no se equivocaron. Al menos al principio.

Pasé los primeros meses de la vida de mi niña meciéndola incansablemente, brincando y alimentándola hasta que se durmiera. Pasaba sus siestas leyendo blogs y libros, tratando de encontrar la respuesta mágica para que cerrara los ojos. Ella estaba TAN alerta. En el momento en que la acostaba, sus ojos volvían a abrirse. Si alguien me decía que comprara una pelota de yoga para hacerla rebotar, y que eso la iba a dormir, lo hacia. Si otra mamá me comentaba que la respuesta estaba en un producto específico, lo compraba. Sin embargo, nada estaba funcionando. Mi esposo y yo poníamos una alarma cada 20 minutos tomándonos turnos arrullándola. Me sentía desesperadamente exhausta y mi cuerpo estaba adolorido.

Incluso, como buena yogi, traté de aceptar mi destino de no volver a dormir nunca más. Pero para esta mamá que siempre ha AMADO dormir, es una profesional de la siesta y preferiría quedarse en casa para poder despertarme con energia, en lugar de salir después de las 2 a.m. incluso en mis días de universidad, simplemente no estaba funcionando. No pude hacerlo. No dormir mis 8 horas ANTES de que los niños me ponía de mal humor … ¿imagina ahora?

Finalmente, encontré a una consultora del sueño que pudo guiarme y ella cambió nuestras vidas. Nuestra pequeña familia de 3 era más feliz en todos los aspectos. Finalmente pude pensar. Podía volver a enseñar yoga sin que se me olvidara la secuencia y hacer las cosas que amaba. Mi esposo y yo pasamos tiempo juntos nuevamente por las noches. Habíamos encontrado nuestro balance de nuevo.

Mejor aún, cuando nació mi segundo bebé, incluso en las primeras semanas de recién nacido, cuando se despertaba cada 3 horas, estaba mucho más feliz porque tenía un plan y sabía que dormiríamos de nuevo. Pude disfrutar de mi recién nacido y no sentir la ansiedad posparto que sentí la primera vez. Fue increíble y estoy muy agradecida por esa segunda oportunidad de disfrutar de la etapa del recién nacido.

Me siento muy apasionada por ayudar a las familias a encontrar su camino hacia una experiencia de crianza equilibrada y alegre. Puedes cuidar a tus hijos y aún tener tiempo para ti. El agotamiento no es una insignia de honor. No es necesario que lo hagas sola y no puedo esperar para apoyarlo en este camino.

Con amor,

Steph

Untitled design

Mis Certificaciones
> Sleep Sense™ Certified Pediatric Sleep Consultant   
> 200RYT

TE AYUDO

RECUPERA TU SUEÑO Y VIDA

Trabajemos juntos para que tu bebe duerma mejor y tu y tu familia tengan el descanso que necesitan y merecen. Si estas lista para conocer mas o tienes preguntas, simplemente agenda una llamada gratis de 15 minutos para evaluar tu caso.